Localidad o alojamiento
Busca el alojamiento o la localidad que deseas visitar.
Huéspedes
¿Cuántas personas viajáis? ¿Cuántas personas?
Adultos
0
Niños
0

Catedral de Burgos

La Catedral de Burgos es una de las obras cumbres del gótico español, tratándose de una visita imprescindible para todo aquel que pasa por esta castellana ciudad. Su fisonomía principal es gótica.
1 alojamiento encontrado
Orden:
16
Casa Entera

En población

(*) Precio por persona y noche calculado en base a la tarifa vigente en fin de semana y temporada baja.

Catedral de Burgos. La Catedral de Burgos presenta en la actualidad una planta compleja, que a partir de la primitiva gótica de cruz latina de tres naves ha ido añadiendo nuevos elementos hasta el siglo XVIII, época en que se realizan las últimas transformaciones espaciales relevantes con la construcción de la sacristía. Durante los siglos XIX y XX se realizaron importantes obras en el templo, pero éstas se centraron más en la restauración y disposición de algunos elementos mobiliarios. En cuanto a vidrieras, el rosetón del Sarmental, obra del siglo XIII, es el ejemplar más importante de todo el templo. La mayoría de sus vidrieras desaparecieron al volar el castillo las tropas francesas en 1813. La nave mayor de la Catedral de Burgos está formada por diez tramos abovedados, que en algún caso se tuvieron que reconstruir cuando en 1539 se hundió el cimborrio construido por Juan de Colonia. El espacio correspondiente a la capilla mayor aparece cerrado por unas rejas barrocas. El retablo mayor de la Catedral fue realizado entre 1562 y 1580 y policromado en 1593. La Catedral de Burgos presenta como rasgo singular un crucero muy amplio, que algunos autores señalan puede ser influencia de la arquitectura del próximo monasterio de las Huelgas.

Otros puntos turísticos